lunes, 1 de julio de 2013

Organización en la empresa: El método Lean "5S" (2ª parte)

En la primera parte veíamos las fases de Seleccionar (sein) y Ordenar (seiton). En esta segunda y última parte sobre el método Lean "5S" veremos las tres fases restantes: Limpieza (seiso), Normalización (seiketsu) y Mantenimiento de la disciplina (shitsuke).


Limpieza (seiso): reparar lo que no está bien.
Una vez uqe hemos despejado y ordenado todo el espacio de trabajo, resulta mucho más fácil limpiarlo. Esta fase consiste en identificar y eliminar las fuentes de suciedad, y sobre todo en realizar las acciones necesarias para que estas fuentes de suciedad no vuelvan a aparecer, asegurando que todos los medios se encuentran siempre en perfecto estado operativo.

Normalización (seiketsu): establecer los procesos
Deberemos detectar situaciones irregulares o anómalas, mediante normas sencillas y visibles para todos. En esta cuarta etapa se crean estándares que recuerdan que el orden y la limpieza deben mantenerse cada día mediante:
  • Favorecer una gestión visual.
  • Estandarizar los métodos operatorios.
  • Formar al personal en los estándares.
Mantenimiento de la disciplina (shitsuke): respetar las reglas.
Con esta etapa se pretende trabajar permanentemente de acuerdo con las normas establecidas, comprobando el seguimiento del sistema "5S" y elaborando acciones de mejora continua. Tras realizar ese control, comparando los resultados obtenidos con los estándares y los objetivos establecidos, se documentan las conclusiones y, si es necesario, se modifican los procesos y los estándares para alcanzar los objetivos.


En definitiva el orden y la limpieza repercuten positivamente sobre: 
  • La seguridad, en cuanto hay menos accidentes y errores.
  • Aumenta la eficiencia, disminuye el tiempo de búsqueda por mala identificación de los elementos y se reduce el monto del inventario gracias al orden.
  • Hay mejor nivel de calidad de producto y procesos.
  • Crece la motivación del personal, hace lo que tiene que hacer con menor esfuerzo.
En la aplicación de la metodología “5S” es fundamental el compromiso de la dirección, conseguir la participación de todos los niveles y perseverar hasta conseguir el objetivos. Cada trabajador debe ser responsable del nivel de orden y limpieza de su área, por lo cual es necesario informar, formar, difundir, generar un sitio bien definido para cada elemento y cada elemento en su sitio, eliminar los focos de suciedad, fijar normas y respetarlas.

Si no se hace algo, nada mejorará.